Siemens Elasa

Un cierre anunciado

Hace 30 años tuve que llamar a un amigo que residía en un pequeño pueblo de Lanzarote. La llamada la cogió un vecino en la única cabina del pueblo y fue a la casa del aludido para decirle que lo esperaban al teléfono.

Nos parece difícil entender el enorme cambio tecnológico que hemos experimentado en las últimas décadas. En la telefonía ya no dependemos de las cabinas para llamar desde la calle (ni de llevar monedas sueltas). Ahora cada uno lleva encima la cabina, la cámara de fotos, el servicio de correos y hasta el televisor. Y esto, que es una ventaja para todos, inevitablemente ha dejado muertos por el camino.

Uno de esos muertos son los fabricantes de cabinas. Según un artículo publicado en el 2015 en El País

De las 100.000 cabinas que existían en España en el año 2000, a finales del 2015 no llegaban a 26.000. Y eran deficitarias. No solo no cubrían los gastos de mantenimiento normales, sino que además eran objeto de deseo por los vándalos.

Esto era un problema para las arcas públicas, debido a que el servicio universal tendría que haber al menos un teléfono público de pago por cada 3.000 habitantes.

Ninguna de las compañías telefónicas (Telefónica, Vodafon y Orange) querían hacerse cargo del servicio por lo que el Ministerio de Industria designó a Telefónica (a través de su filial Cabitel) para que las gestionase. El coste de mantener estas reliquias tecnológicas se acercaba a los 1,5 millones de euros anuales.

La desaparición de las cabinas

En el año 2015 la CNMC (comisión nacional de los mercados y la competencia) emitió un informe en el que recomendaba la desaparición de las cabinas telefónicas. El informe se basaba en un estudio (Eurobarómetro 2014) que indicaba que el 88% de los ciudadanos nunca utilizaban las cabinas.

El cierre de Siemens-Elasa

La empresa cerró definitivamente en 2007, ante el fracaso de su principal línea de negocio. La fábrica estaba instalada en Zaragoza y en ella trabajaban 307 empleados.

Siemens-Elasa acabó así una historia de 30 años de fabricación de cabinas. La empresa, que llegó a tener presencia internacional, empezó a tener dificultades desde el año 2000 debido a la crisis por la que atravesaban los países latinoamericanos, principal mercado de sus exportaciones.

En Octubre de 2004, Siemens-Elasa intentó diversificar su negocio dirigiéndose hacia el sector que amenazaba con enterrarla. Planearon la fabricación de antenas de telefonía móvil. Pero la iniciativa llegó demasiado tarde y con otros competidores mejor posicionados.

Datos de Siemens Elasa

La empresa fue constituida en 1997 bajo la denominación de Amper Electrónica Aragonesa,S.A. Su actividad fiscal era la de fabricación de aparatos y equipos telefónicos y de telecomunicaciones.
Siemens Elasa,S.A.

Los datos de la empresa hasta su desaparición eran:

Calle D,98. Polígono industrial Malpica 50016 Zaragoza Teléfono 976760300 Fax 976574419 CIF: A50040989 Email: webmaster@elasa.siemens.es

Esta web no pertenece a Siemens ni a ninguna de las empresas en las que participa. Elegí este nombre para el blog solo porque estaba libre y ya había sido utilizado en el pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *